Nuestro Blog

Cómo instalar una mirilla digital

Normalmente, cuando queríais mirar al otro lado de la puerta, teníais que ver por la mirilla tradicional. Con la evolución de la tecnología, ahora podréis hacer esto sin tener que mirar por el agujero, gracias a la mirilla digital. Cada vez hay más viviendas que están instalando este artefacto para disfrutar de sus beneficios. Para que obtengáis más información, os invitamos a leer este artículo.

¿Qué es una mirilla digital?

La mirilla digital es un artefacto que os permite ver por una pantalla lo que esté pasando al otro lado de la puerta, al igual que la mirilla tradicional.

La principal ventaja de las mirillas digitales es que nadie podrá saber si estáis mirando por ella o no, a diferencia de la mirilla tradicional, por la cual si se puede saber si la otra persona está mirando por ella gracias a la luz que lo atraviesa. A veces no es fácil descubrirlo, pero prestando atención si se puede saber si alguien se encuentra en el interior de la vivienda.

La mirilla digital ofrece mayor comodidad, ya que, si un ladrón o alguien indeseado se encuentra al otro lado de la puerta, no podrá descubriros. Esto también aumentará la seguridad de vuestra vivienda, debido a que existen modelos que pueden guardar las imágenes de las últimas horas y, en caso de robo, los policías podrán detener al ladrón.

En el mercado existe una gran variedad de modelos de mirillas digitales para que podáis elegir, y puede variar el precio dependiendo de los extras y la calidad de la imagen. Podréis elegir la que se adapte más a vuestras necesidades.

¿Cómo funciona una mirilla digital?

La mirilla digital puede ser instalada de forma sencilla, y usarla es muy fácil. Ésta incluye una cámara pequeña que graba y emite a la pequeña pantalla LCD las imágenes de lo que esté pasando al otro lado de la puerta. Gracias a estos aparatos, no tendréis que levantaros del sillón para ver quien ha venido a visitaros, solo debéis presionar el botón de la pantalla para que os muestre la imagen. Eso os será muy útil si no queréis ver a la persona al otro lado, y podréis no abrirles la puerta, lo cual os resultará muy cómodo. Pero no todos los modelos poseen este tipo de tecnología, ya que la gran mayoría van conectados a la mirilla, y sí os debéis acercar a la puerta para ver la imagen.

Pasos para instalar una mirilla digital

Al adquirir la mirilla digital, debéis aseguraros que la misma esté bien cerrada e incluya un libro de instrucciones, una pequeña pantalla LCD y el kit de la mirilla. El tamaño de la pantalla puede variar dependiendo del modelo que escojáis. La mirilla siempre debe poseer el mismo tamaño.

Primero debéis remover la mirilla tradicional de la puerta, lo cual es muy sencillo de hacer. Los kits de instalación suelen contar con una herramienta que os puede servir para remover la mirilla sin esfuerzos y en poco tiempo. Si no habéis adquirido un kit de mirilla digital que cuente con este objeto, podréis utilizar un destornillador plano y removerlo con cuidado de no dañar la puerta. Cuando esté fuera, debéis ir sacando la mirilla poco a poco. Para esto, deberéis sujetarla por la parte exterior y la deberéis ir desenroscando desde la parte inferior hasta sacarla por completo.

A continuación, debéis instalar la nueva mirilla. Primero, tenéis que pasar la banda de imagen e introducir la mirilla digital. Ahora, debéis escoger el grosor adecuado que se adapte al grosor de la puerta. Es muy importante que la instaléis bien, para que no sobresalga ni por el interior ni por el exterior. Al estar instalada, vais a apretarla bien para que se ajuste mejor. Todo esto podréis leerlo en el libro de instrucciones, con mucho más detalle. No os hará falta contratar a un profesional para que os realice el trabajo, ya que la instalación es muy sencilla.

Para finalizar, solo queda poner las baterías al monitor digital y hacer las pruebas oportunas. Dependiendo del modelo que escojáis, podréis colocar la pantalla en la puerta o en el salón. La mayoría de los modelos debéis colocarlos en la puerta, los cuales vienen con un sistema de sujeción que impide la caída de la pantalla al suelo al momento de abrirla y cerrarla.

Al finalizar la instalación de la mirilla digital, solo tendréis que presionar el botón de encendido y revisar si la imagen es correcta. Si todo resulta bien, podréis mirar al exterior de vuestra vivienda sin problemas. La resolución puede variar según el modelo escogido.

Los modelos de mirilla digital más costosos también os permitirán grabar algunas horas de video, pero este extra no suele ser adquirido debido al precio tan elevado.

¿Es cara una mirilla digital?

El precio de la mirilla digital es apto para todos los bolsillos, ya que no es tan elevado, pero igual dependerá de los extras que incluya. Si buscáis un modelo sencillo, el precio será muy barato; pero si buscáis una pantalla grande, buena resolución o un aparato que pueda grabar, el precio incrementará. Os recomendamos utilizar baterías recargables.

Si tenéis alguna duda sobre si debéis adquirirla o no, os la recomendamos. Es fácil de instalar y es muy práctica.